Banner
Un encuentro con Dios

Un encuentro con Dios que te llevará a conocerlo, te cambiara, te ayudara a conseguir respuestas, cambiara tu manera de pensar, llenara tu vida.

¿Puedo dejar ese hábito que me tiene atado? ¿Es posible?

Si es posible dejar las viejas costumbres y salir de una vez de la trampa de la puerta giratoria de la vida y de las tinieblas que te atacan y te  atascan, dando vueltas y vueltas y vueltas.

Aunque parezca difícil es posible y puede resultar en bendición.

Aquí tienes una prescripción de “antibióticos espirituales” que levantarán tu mente, corazón y espíritu a un nuevo nivel durante los próximos 22 días de tu vida (tus hábitos cambiarán). Dedica solo unos minutos diarios.

Mira conmigo el Salmo 119, puedes ver que está separado por porciones de 8 versículos (estrofas). Comenzando hoy mismo toma solamente una porción o estrofa diaria:

Dosis diaria:

Hoy mismo comienzas con los versículos 1-8, mañana versículos 9-16, siguiente día versículos 17-24… y así hasta terminarlo. El resto de la dosis es: 25-32, 33-40, 41-48, 49-56, 57-64, 65-72, 73-80, 81-88, 89-96, 97-104, 105-112, 113-120, 121-128, 129-136, 137-144, 145-152, 153-160, 161-168, 169-176… solamente 8 versículos diarios.

Esto es lo que vas a hacer:

De cada dosis diaria, busca 3 palabras o expresiones que te resalten cuando lo leas y las escribes en tus notas personales (tu diario) con la fecha en que lo haces. Al finalizar tu estudio a los 22 días tendrás 66 palabras claves o expresiones que enriquecerán tu vida, tu casa, tu mente, tu corazon y tu espiritu, y que podrás compartir con otros.

Advertencia: Está comprobado que un nuevo hábito lo puedes establecer en 21 días. Así que, INTÉNTALO pero sin exceder la dosis diaria.

No estaría mal tampoco que te propongas realizar un ayuno de una día a la semana en tu vida como un hábito, un día a la semana, para buscar de la presencia de Dios y su dirección para tus asuntos.

Además, te ayudará a lucir mejor y será saludable para tu cuerpo, mente y espíritu.

Dios te bendiga